Jardín Químico

Además de todas las propiedades y usos que hemos explicado del silicato de sodio, hay un experimento muy curioso que a los niños les gustará (aunque como todo experimento se ha de tratar los productos con sumo cuidado).

Es el experimento de hacer un jardín químico con silicato de sodio y diferentes sales metálicas. Entre las sales que se pueden utilizar están: el sulfato de cobre, sulfato de níquel, sulfato de hierro, sulfato de potasio… en definitiva cualquier sal metálica. En función del tipo de sal que utilices, los colores del jardín químico que saldrán tendrán un color u otro. Las sales que utilizamos son tóxicas al contacto, si vas a realizar este experimento con niños es necesario que se protejan bien.

Jardín Químico con Silicato de Sodio

Jardín Químico con Silicato de Sodio

6a4e6507-e142-4f74-9ae3-217970e7288e

Los pasos para hacer este experimento son:

  1. Coge una solución 1/3 de silicato de sodio y 2/3 de agua y ponlos en un vaso o recipiente (de cristal para poder ver el exterior).
  2. Ve introduciendo las sales metálicas. Cada sal te va a dar un color diferente. Sulfato de cobre (azul), sulfato de hierro (marrón), sulfato de niquel (verde).
  3. Espera un rato y verás como poco a poco va creciendo tu jardín químico.

En este video puedes ver un ejemplo sobre el jardín químico

El silicato de sodio juega un papel muy importante en la fabricación de adhesivos

Si estás buscando donde comprar silicato de sodio, puedes hacerlo aquí: comprar silicato de sodio.